Llámanos D.F. 55-57-40-00 o del Interior de la República Mexicana al 01-800-400-1300

Tipos de leche.

 

fórmula, leche, bebé, cuidados, nutrición

 

Si por alguna razón tu bebé no puede tomar leche materna y no le cae bien la fórmula común, hoy en día, en el mercado hay leches con características especiales para pequeños con algún tipo de trastorno para digerir o metabolizar determinadas sustancias. Tienen los mismos componentes que las normales, sólo que les han añadido o modificado ciertos ingredientes para adaptarlas a sus necesidades.

Leches hipoalergénicas (HA)
Este tipo de leche se recomienda cuando el pequeño muestra alguna intolerancia o reacción alérgica a la proteína de la leche de vaca, o no la digiere correctamente. En estos preparados la proteína se ha sometido a un tratamiento especial para que el intestino la pueda absorber sin problemas y no se produzca rechazo o reacciones adversas como vómito o diarrea.

Leches con proteína de soya
También están indicadas cuando el bebé tiene intolerancia o alergia a la proteína de la leche de vaca, intolerancia a la lactosa, o si padres vegetarianos no quieren que su hijo tome proteínas animales. Son fórmulas a base de proteína de soya, que sustituye a la de la leche de vaca. 

Leche antirreflujo (AR)
Está recomendada para los bebés que sufren regurgitaciones muy frecuentes. En su composición se han añadido almidón precocido o harina de semilla de algarrobo, sustancias que espesan la leche para que ayude a reducir la cantidad y frecuencia de las regurgitaciones.

Leche antiestreñimiento (AE)
A esta fórmula se le añaden sustancias o se ha modificado el contenido de algunos nutrientes para que el intestino del bebé absorba mejor las grasas y el calcio, evitando la formación de heces duras, de manera que favorezca su tránsito intestinal y se equilibre la flora intestinal.

Leche anticólico (AC)
Esta leche se recomienda para el tratamiento del cólico producido por gases u otros trastornos digestivos leves. Es baja en lactosa y se le han añadido proteínas de suero parcialmente hidrolizadas, así como prebióticos que reducen la formación de gases y estimulan la maduración del sistema digestivo. 

Leche sin lactosa
Se aconseja cuando el niño sufre una deficiencia de la enzima lactasa, que es la que digiera la lactosa, ya sea por deficiencia de origen genético o tras haber sufrido diarrea por gastroenteritis. 

 

Comparte en

 

¿Qué opinas de esta información?

 

COMPARTE TU OPINIÓN CON CLUB HUGGIES®

 

REGÍSTRATE

Únete a Club Huggies® y obtén las mejores promociones y tips antes que nadie. Ingresa a contenido y aplicaciones exclusivas.



o
Con tu correo electrónico
VIDEOS CLUB HUGGIES®

HUGGIES® RESUELVE TUS DUDAS


No te pierdas nuestros videos con los mejores consejos y respuestas de expertos.

VER MÁS VIDEOS

 

PROMOCIONES