Llámanos D.F. 55-57-40-00 o del Interior de la República Mexicana al 01-800-400-1300

El reflujo.

 

Cólicos y reflujo

 

Tal vez te ha sucedido que cuando le das de comer a tu bebé, el pequeño regresa un poco de leche, a esto comúnmente le llamamos regurgitar. Sin embargo, cuando lo hace constantemente y en vez de sacar un poco de leche, tiende a vomitar, puede padecer reflujo.

Es importante que lo identifiques porque, los bebés con este problema no se están alimentando correctamente ya que el alimento nunca llega al estómago, simplemente se regresa a través del esófago.

Este problema es congénito y puede deberse a que el aparato digestivo de tu bebé todavía está en desarrollo y, le hace falta madurar un poco. Asimismo, también puede deberse a que tiene alguna alteración en el esfínter digestivo (debilidad o poca presión).

No te preocupes, tiene solución y no estás sola; se estima que cerca de 50% de los niños menores de 3 meses tienen reflujo y la cifra incrementa a 70% a partir de los 4 meses en adelante.

Observa el comportamiento de tu bebé y llama al pediatra si notas que:

  • Vomita lo que come y tiene dolor abdominal

  • Llora desesperado y no lo puedes controlar

  • No quiere comer o quiere comer más de lo normal

  • Arquea su espaldita

  • No aumenta de peso

  • Duerme poco o menos de lo que acostumbra

  • Tiene enfermedades respiratorias frecuentemente (bronquitis, asma, etc)

Muchos bebés se curan con el tiempo y gracias a que siguen alimentándose de leche materna.


Tu leche tiene ingredientes que funcionan como antiácidos y recubren el estómago.

(Dale solamente un seno para evitar que se llene de más y empeorar los síntomas.)

De acuerdo a la Liga de la Leche, para prevenir los síntomas o reducirlos, puedes hacer lo siguiente:

  • Aliméntalo en tomas breves y frecuentes pues promueven la motilidad gástrica.

  • Mantén al bebé en un ángulo de 45 a 60 grados mientras amamantas.

  • No consumas cafeína, no expongas al bebé al humo de cigarro.

  • Mientras no está comiendo, ten al bebé en posición vertical.

  • Elimina de tu dieta durante dos semanas: lácteos, productos de soya, huevo y trigo pues algunos estudios demuestran una conexión entre el reflujo y la alergia a la leche de vaca.

  • La leche artificial permanece en el estómago durante más tiempo y puede contribuir al reflujo.

  • Destetar al bebé no debe considerarse como una buena solución al problema del reflujo ya que éste, es una condición médica y no un problema de lactancia.


Cuando nada de lo anterior funciona, debes llevar a tu bebé con el pediatra para seguir haciéndole estudios, seguramente le dará un tratamiento especializado.


El cólico también es común en los lactantes y se presenta en el 40% de los bebés aproximadamente. Aparece generalmente a partir de la tercera semana de vida y se va alrededor del 4 mes.

Tu bebé puede tener cólicos si notas que está: irritable, flexiona y estira sus piernitas con fuerza tiene gases y llora por más de tres horas o más sin razón aparente. Probablemente el pediatra te recomiende la administración vía oral de lactobacilos para mejorar su tolerancia a la leche materna. (Antes de dar cualquier medicamento a tu bebé consulta al médico.)

 

Comparte en

 

¿Qué opinas de esta información?

 

COMPARTE TU OPINIÓN CON CLUB HUGGIES®

 

REGÍSTRATE

Únete a Club Huggies® y obtén las mejores promociones y tips antes que nadie. Ingresa a contenido y aplicaciones exclusivas.



o
Con tu correo electrónico
VIDEOS CLUB HUGGIES®

HUGGIES® RESUELVE TUS DUDAS


No te pierdas nuestros videos con los mejores consejos y respuestas de expertos.

VER MÁS VIDEOS

 

PROMOCIONES