Llámanos D.F. 55-57-40-00 o del Interior de la República Mexicana al 01-800-400-1300

El equilibrio de tu bebé a los 20 meses.

 

equilibrio, bebé, desarrollo, estimulación, mamá

 

Está perfeccionando su manera de caminar y seguramente lo has visto queriendo subir las escaleras solito, sosteniéndose del barandal o apoyando una manita con la pared.

 
También le da curiosidad saber qué se siente caminar hacia atrás, y cada vez que lo haga, sentirá que realizó una gran hazaña.
 
Empieza a querer vestirse por sí mismo, por eso lo verás intentando ponerse un zapatito o quitándose un calcetín.
 
Además, tu hijo intenta hacer las mismas actividades que tú, por eso trata de ponerle ejercicios de coordinación con los pies y los brazos, como patear una pelota o aventarla para que tú la caches.
 
La capacidad que tu hijo tiene para imitar lo que los adultos hacen, tiene como consecuencia un rápido desarrollo intelectual. De hecho, podrás darte cuenta que ya puede obedecer varias órdenes, aunque se las digas en una sola oración.
 
Es cada vez más hábil con las manos y ya puede hacer torres más derechas con “ladrillos” de juguete. Además, sus juegos son creativos y situacionales como jugar a la mamá con las muñecas, o cuidar al perrito de peluche.
 
Le encanta dibujar y cada vez respeta más las líneas que enmarcan algún dibujo.
 
Su lenguaje ya tiene cierta entonación y es capaz de reconocer cuando estás muy contenta o cuando le das una orden, identifica sólo con escuchar el tono con el que le hablas. Es muy importante que escuches con atención lo que te platica, aunque no entiendas todo, él se sentirá comprendido y amado.
 
Es un momento muy bueno para seguir estableciendo límites y reglas. Acuérdate que las normas en casa, significan que lo amas y con ellas, le brindarás las bases para ser educado y exitoso en el futuro.
 
También puede ser que lo escuches platicar con su amigo imaginario o que hable de él mismo en tercera persona, por ejemplo: “Pepe tiene hambre” (refiriéndose a él mismo). Por el momento es normal, pero debes supervisarlo y revisar que poco a poco vaya quitándose este hábito. De no ser así, acude con un especialista para que te ayude a reforzar su autoconocimiento y la conciencia del “yo”.
 
Todavía no tiene una percepción completa de sí mismo, por eso necesita que lo sigas estimulando para hacerlo una personita independiente muy pronto.
 
Este mes realiza con él las siguientes actividades:
 
Invítalo a que se pare en un solo pie, hazlo junto con él y festeja cuando lo logre.

Pídele ayuda para abrir alguna tapa o quitar el papel de alguna envoltura.

Pinta sobre el piso una línea recta con gis o pega un poco de tela adhesiva de color. Incítalo a que camine sobre la línea sin caerse, así estimularás su equilibrio.

Dale una camisa o suéter que tenga cierres, agujetas o botones. Pídele que te ayude a desabotonar o bajar el cierre.

Cuando salgan de casa, platícale a tu pequeño lo que están haciendo las personas en la calle o lo que están haciendo ustedes. Cuéntale que van al banco y lo que sucede ahí o descríbele cómo es el trabajo que realiza el pediatra.

Juega con él a adivinar texturas y palabras a través de tocar varios objetos.

Jueguen memoria o armen juntos un rompecabezas.

Ponlo frente al espejo y pídele que toque su nariz, ojos, brazos, etc. De esta manera lo ayudarás a reforzar su autoconocimiento.

 

Comparte en

 

¿Qué opinas de esta información?

 

COMPARTE TU OPINIÓN CON CLUB HUGGIES®

 

REGÍSTRATE

Únete a Club Huggies® y obtén las mejores promociones y tips antes que nadie. Ingresa a contenido y aplicaciones exclusivas.



o
Con tu correo electrónico
VIDEOS CLUB HUGGIES®

HUGGIES® RESUELVE TUS DUDAS


No te pierdas nuestros videos con los mejores consejos y respuestas de expertos.

VER MÁS VIDEOS

 

PROMOCIONES