Llámanos D.F. 55-57-40-00 o del Interior de la República Mexicana al 01-800-400-1300

Mi pequeño no juega con otros niños.

 

pequeño, juegos, desarrollo, socializar, consejos

 

Ser social

Cuanto te gustan las reuniones en grupo, estás ávida de que tu hij@ sociabilice. Él es inquieto en la casa e imaginas que estar con niños de su edad será motivador. Está bien que promuevas su participación pero recuerda que "los niños aprenden a jugar juntos, al menos según la definición que los adultos damos a esa frase, sólo a los tres o cuatro años. Es un mito absoluto que se puedan aprender los ritmos del dar y recibir, del hablar y escuchar, de otra personita que también come con las manos y ve el mundo desde la misma altura" (Iovine, V. Cómo convertir a tu niño de 2 años en un ser ¡Civilizado!).

¿La interacción?

Recién superados los 24 meses, tu hij@ podría querer tocar la cara de otro niño y hasta intentar arrebatarle el juguete que tiene, pero difícilmente podrá compartirlo hasta que se acerque a los tres años.
"No es que sean altaneros o insensibles, sino que aún no tienen el cerebro debidamente acondicionado para la amistad". Todavía no interactúa más que con mamá, papá y con alguna persona que lo cuide.
"Los manuales explican esto diciendo que los deambuladores son capaces de jugar de modo paralelo, pero no interactivo. Es sólo una manera elegante de decir que tienen poca o ninguna capacidad social y sólo pueden interactuar de manea más primitiva". 

¿Promuevo reuniones?

Claro que sí.  Puedes organizar citas de juego una vez a la semana y llevarle al parque en horarios en que otras mamás de la colonia llevan a sus niños.
 
¿Por qué?

"Todos los dones sociales, desde los más simples, como aprender que los desconocidos no son monstruos; hasta los más complejos, como aprender a empatizar  con los otros, se adquieren por experiencia directa".

Tu bebé aprenderá observando e imitando a otros niños; el cómo se divierten y comparten. Aunque aún no comprendan el concepto de compartir "el pequeño tiene muchas menos expectativas que nosotros en cuanto a la interacción social. Desde su punto de vista, un encuentro para jugar vale la pena si proporciona cualquier tipo de estímulo".

En estos momentos también puedes descansar un poco, ya que en este momento en que tu hij@ le dedica su atención a otro niño, tú dejas de ser su centro de atención. Y esto te da un poco de libertad.
 
Iovine, Vicki. Cómo convertir a tu niño de 2 años en un ser... ¡Civilizado1 Buenos Aires, Editorial Atlántida S.A., 2001, pp. 44-53.

 

Comparte en

 

¿Qué opinas de esta información?

 

COMPARTE TU OPINIÓN CON CLUB HUGGIES®

 

REGÍSTRATE

Únete a Club Huggies® y obtén las mejores promociones y tips antes que nadie. Ingresa a contenido y aplicaciones exclusivas.



o
Con tu correo electrónico
VIDEOS CLUB HUGGIES®

HUGGIES® RESUELVE TUS DUDAS


No te pierdas nuestros videos con los mejores consejos y respuestas de expertos.

VER MÁS VIDEOS

 

PROMOCIONES