Llámanos D.F. 55-57-40-00 o del Interior de la República Mexicana al 01-800-400-1300

Mi pequeño está enojado: Aceptación de la emoción.

 

desarrollo, bebé, sentimientos, conducta, consejos, abrazos

 

¿Qué es la aceptación de la emoción?

Tu hij@ se te escapó en el parque; corriste tras de él, le gritaste en la desesperación y él se alteró.
Si en ese momento le das un fuerte abrazo, le explicas que debe tranquilizarse, que le gritaste porque te asustaste; que pensaste que ya no lo verías. Cuando haces esto, lo estás volteando a ver. Además le cuentas por qué te angustiaste, estás aceptando la emoción; su emoción y la tuya.

Importancia de la aceptación de la emoción

Aceptar la emoción es importante porque "estamos acostumbrados a poner las emociones de lado. Ante situaciones como esta, en el aquí y  ahora se trata de no ponerlas de lado, sino aceptarlas y entenderlas," indica la psicoterapeuta Gestalt, Mtra. María Elvira Rodríguez Colunga.
"¿Estás enojado, furioso? Debes empezar por reconocer con tu niño cuáles son las emociones por las que está pasando. Es aconsejable que, desde pequeño se le enseñe a reconocer estas emociones.
Se trata de comprender el sentimiento que tiene el niño, acogerlo, entenderlo. Primero reconocerlo como adulto y después darle estas palabras de contención".

¿De seguro se relaja?

"Un niño que es contenido, no siempre se va a relajar. Depende mucho de la relación que tenga con el adulto. Si tiene una buena relación, quedará establecido que el niño acepte esta contención. Si no es así, hay que empezarla a trabajar. 
Siempre hay que tener presente que hay cosas que no son negociables, como entregarle un dulce cuando él desee. Esto lo debe de tener claro, en primer lugar el adulto, para después poder enseñarle al niño. El niño lo va a entender, si el adulto es firme y al mismo tiempo amoroso con él." 

¿Cómo actúo con él?

Con tu niñ@, lo primero que debes de hacer es tener serenidad y un cariño siempre presente.  “No es que ya no te quiero, por no darte este dulce o por lo que hiciste. Eso que hiciste es una acción que no me gusta y que no considero correcta”. Siempre hay que referirse a la acción y no al niño; hay que separar la acción de lo que uno intenta explicar y del sentimiento. Algo importante es que le demuestres tu amor incondicional, más a los niñ@s más pequeñitos.

No hay que ser violento, porque la violencia trae más violencia.

“Entonces, el abrazo a un niñ@ de tres años es importante si está furioso. Más aún, si puede hacerse daño con su acción. También puede ir aprendiendo que debe cumplir ciertas reglas de la vida diaria que no son negociables, como comer un dulce antes de la comida."

La técnica del disco rayado

Utilizar la "técnica del disco rayado, con serenidad, repetir lo mismo una y otra vez. Esta acción deja al niño sin posibilidad de acción, porque si la madre se mantiene firme con que no puede comer dulce, el niño lo va a ir entendiendo." 

Adolescencia de los 2 años

"Hay estudios que hablan de la adolescencia de los dos años. Es la etapa de los más grandes berrinches, la etapa de crisis total en la que el niño anda buscando su yo: quién soy y dónde estoy.

Por ejemplo, cuando el niño muerde a un compañero, como mamá no dejarás de repetirle que no debe de hacer eso. Sin embargo, es una etapa que el niño debe pasar. En donde todo es no; o es mío, mío. En estos momentos, los padres se encuentran con una pared, entonces se debe tener paciencia"; concluyó la especialista.
 
Mtra. María Elvira Rodríguez Colunga
Psicoterapeuta Gestalt
Orientadora humanista educative

 

Comparte en

 

¿Qué opinas de esta información?

 

COMPARTE TU OPINIÓN CON CLUB HUGGIES®

 

REGÍSTRATE

Únete a Club Huggies® y obtén las mejores promociones y tips antes que nadie. Ingresa a contenido y aplicaciones exclusivas.



o
Con tu correo electrónico
VIDEOS CLUB HUGGIES®

HUGGIES® RESUELVE TUS DUDAS


No te pierdas nuestros videos con los mejores consejos y respuestas de expertos.

VER MÁS VIDEOS

 

PROMOCIONES