Llámanos D.F. 55-57-40-00 o del Interior de la República Mexicana al 01-800-400-1300

Conoce las características del autismo.

 

bebé, desarrollo, autismo, médico, síntomas, padres

 

Suele manifestarse entre los 17 y 18 meses de vida, dependiendo de la identificación temprana y un diagnóstico profesional acertado y precoz, puedes sacar adelante a tu hijo, aunque debes saber que el autismo no es curable, solamente es tratable. 

El autismo, es un trastorno generalizado del desarrollo, no se presenta en una forma única y precisa sino que, en cada persona se manifiesta de una manera diferente, es por eso que se habla del espectro autista.
De acuerdo con algunos especialistas, no hay una base fisiológica que lo determine. Otros consideran que se debe a un neurológico.
Desde ahora, puedes identificar ciertas actitudes en tu pequeño que te hablen de la posibilidad de que sea autista:
  • Si se muestra antisocial y retraído.
  • Puede ser sociable sin embargo, presenta actitudes agresivas o violentas con él mismo o con los demás.
  • No hablar o bien, repitir la misma palabra muchas veces.
El autismo, fue descubierto en 1942 por Leo Kanner, un psiquiatra austríaco radicado en Estados Unidos. Usó este término para estudiar  a un grupo de niños introvertidos y con conductas atípicas de comportamiento social y de comunicación. 

En los últimos años, las investigaciones han demostrado que la conducta autista puede resultar de una serie de trastornos relacionados pero diferentes:
  • El síndrome de Asperger
  • El síndrome de la X frágil
  • El síndrome de Landau-Kleffner
  • El síndrome de Rett
  • El síndrome de Williams.
Mientras que algunos de ellos tienen un origen biológico, otros aún no han podido ser atribuidos a razones fisiológicas, aunque los síntomas ya estén plenamente identificados.
Durante la infancia, el autismo puede impedir que un niño establezca vínculos con el mundo que lo rodea, en algunos casos, debido a la incapacidad de comprender expresiones faciales o emociones. Desde bebé, el niño autista suele mostrarse reticente al contacto físico (los abrazos, las caricias, los besos, etc.) y carece de interés por los demás.

Su centro de atención no son los demás, sino la realización de una rutina sólida y, en ocasiones, también la repetición sistemática de conductas que por lo general son extrañas. Suele jugar solo y, generalmente empiezan a hablar de forma tardía.

Si sospechas que tu hijo puede tener autismo, es necesario que acudas con el médico para que le realice ciertos estudios y pruebas.

 

Comparte en

 

¿Qué opinas de esta información?

 

COMPARTE TU OPINIÓN CON CLUB HUGGIES®

 

REGÍSTRATE

Únete a Club Huggies® y obtén las mejores promociones y tips antes que nadie. Ingresa a contenido y aplicaciones exclusivas.



o
Con tu correo electrónico
VIDEOS CLUB HUGGIES®

HUGGIES® RESUELVE TUS DUDAS


No te pierdas nuestros videos con los mejores consejos y respuestas de expertos.

VER MÁS VIDEOS

 

PROMOCIONES