Llámanos D.F. 55-57-40-00 o del Interior de la República Mexicana al 01-800-400-1300

¿Qué es la retinopatía del prematuro?

 

prematuros, cuidado, ojos, bebés, mamás

 


Puede ocasionar ceguera permanente e irreversible a un bebé. Si estás en etapa de gestación, infórmate acerca de esta afección.

La enfermedad "se presenta en niños, principalmente que nacen alrededor de los 7 meses, es decir unas 32 semanas de gestación y pesan menos de kilo y medio", explica el oftalmólogo pediatra,  Marco Ramírez.
"Es una enfermedad grave pero lo más importante es que se puede prevenir porque uno la identifica en los niños prematuros cuando están internados en la terapia intensiva. Como nacen muy vulnerables, con sus pulmones muy poco desarrollados, además necesitan calor y no son capaces de comer por ellos mismos, se llevan a la terapia neonatológica.
El pediatra neonatólogo identifica a los pacientes con riesgo de desarrollar esta enfermedad y le avisa al oftalmólogo. Ambos especialistas tienen comunicación estrecha durante las primeras semanas de vida del bebé para decidir el mejor momento de la primera revisión ocular, pues no necesariamente se hace la revisión inmediatamente cuando nace, ya que la retinopatía del prematuro es una enfermedad que adquiere el bebé varias semanas después del nacimiento. No todos los niños la desarrollan, ni  todos la desarrollan de una manera grave".

Revisión y detección
 
"El neonatólogo tiene que identificar al niño prematuro que tiene riesgo de tener esta enfermedad, en el momento adecuado porque si nos tardamos en realizar la primera revisión ocular, la retinopatía puede evolucionar de una manera rápida y ocasionar ceguera irreversible ", asegura el doctor Ramírez.
Para detectar la enfermedad en el bebé, "el oftalmólogo pediatra utiliza equipo óptico muy especializado y entrenamiento especial para asomarse dentro de los ojos de un bebé y fijarse en detalles muy pequeños para saber si su retina se está desarrollando adecuadamente o no. Mientras que el oftalmólogo acude directamente a la terapia intensiva neonatal con un oftalmoscopio, usa batas y guantes para evitar transmitir una infección al bebé. Se ponen gotas especiales para que se les abra la pupila, asomarnos dentro del ojo y ver si está inmadura o no”.

¿Cuándo se desarrolla la enfermedad?
El desarrollo de la retinopatía del prematuro depende de muchos factores, como por ejemplo:
  • Cuando el bebé haya pesado menos de 2 kilos o nacido antes de los ocho meses.
  • Si ha recibido oxígeno de una manera irregular y fluctuante, es decir mucho o poco oxígeno.
  • Si ha recibido transfusiones de sangre.
  • Si el niño tiene problemas en el corazón o en los pulmones. 

Grados de inmadurez de la retina
Inmadurez leve: lo único que debe hacerse es vigilarla para que no evolucione a un grado más avanzado de inmadurez.
Inmadurez moderada o grave: se debe tratar con rayos láser. "Es muy complejo y se requiere que el oftalmólogo que la administre tenga un entrenamiento especial, el rayo láser se tiene que aplicar dentro del ojo del bebé anestesiado y con un aparato especial para no quemarle más que la retina que está enferma".

Tratamiento
"El láser aplicado en la retina enferma es el tratamiento ideal, además es el actualmente aprobado por el máximo órgano regulador de tratamientos médicos en Estados Unidos: la FDA (Food and Drug Administration)".
"También hay una manera experimental, que consiste en inyectarle dentro del ojo del bebé un anticuerpo recién desarrollado para que se mueran los vasos, las arterias y las venas anormales que se están formando; pero aún no está aprobado para uso, como tratamiento estándar. Otra opción es congelar la retina con una pequeña sonda, lo cual se hacía antes de que existiera el láser ocular".

Post intervención
Después de una intervención con láser, se debe vigilar cómo evoluciona la inmadurez, "si sigue con inmadurez o progresa hay que hacer, probablemente una segunda o tercer intervención con láser. Depende de la evolución y el grado de inmadurez".

Cura
"Si tiene una inmadurez muy grave en la retina, en el 50% de los casos pueden salvarse de quedarse ciegos con un diagnóstico y tratamiento oportuno.  Si es una inmadurez moderada de las venas y las arterias, solamente 3 de cada 7 niños pueden quedar ciegos. Es decir, vamos a salvar un 70% de los niños que tienen inmadurez moderada. Mientras que si la  inmadurez es leve, sólo se debe vigilar de que no se vaya a convertir en una inmadurez grave o moderada".
 
Dr. Marco Ramírez
Cirujano oftalmólogo pediatra
 
 


 

Comparte en

 

¿Qué opinas de esta información?

 

COMPARTE TU OPINIÓN CON CLUB HUGGIES®

 

REGÍSTRATE

Únete a Club Huggies® y obtén las mejores promociones y tips antes que nadie. Ingresa a contenido y aplicaciones exclusivas.



o
Con tu correo electrónico
VIDEOS CLUB HUGGIES®

HUGGIES® RESUELVE TUS DUDAS


No te pierdas nuestros videos con los mejores consejos y respuestas de expertos.

VER MÁS VIDEOS

 

PROMOCIONES