Llámanos D.F. 55-57-40-00 o del Interior de la República Mexicana al 01-800-400-1300

Primeros auxilios.

 

Primeros auxilios, mamá, papá, bebé, consejos

 

Desde que empezó a caminar, tu pequeño ha comenzado a descubrir el mundo de otra manera y junto con las aventuras, llegan también las primeras caídas, golpes y heridas. 

Recuerda que los niños aún no miden el peligro y dentro de unos meses, a tu hijo le encantará brincar de un mueble a otro o correr en una calle empinada, sin dejar de mencionar que, en unos años, aprenderá a manejar una bicicleta y seguramente te pedirá unos patines.

Debes estar preparada para saber cómo actuar en un eventual accidente, por lo que te recomendamos que sigas estos consejos:

Mantener la calma: 
La rapidez y cautela con las que actúes, pueden hacer la diferencia entre ayudar o empeorar la situación.

Tranquiliza a tu hijo: 
El nerviosismo puede empeorar algunos síntomas o tener como consecuencia que se desmaye. 


Revisa a tu pequeño: A veces ellos solamente muestran la herida que más les duele pero puede haber otras.

Habla con el médico: 
Explícale lo que sucedió y no olvides comentarle algún síntoma o herida.

Ahogamiento

Si notas que tu hijo tose intensamente y no puede respirar, probablemente se tragó algún objeto; mientras tosa no lo muevas ni intentes meter la mano para sacar lo que ingirió, la tos podría hacer que salga.

Por el contrario,  si notas que su piel está tornándose azulada y ya no tose, es señal de que el objeto no saldrá por sí solo. En este caso podrías aplicar la Maniobra de Heimlich, que consiste en una compresión firme hacia arriba, justo debajo de las costillas, para expulsar el aire de los pulmones y sacar el objeto.

La técnica para bebés consta de cuatro pasos:
  1. Sostén al bebé boca abajo sobre el antebrazo.  La cabeza del bebé debe estar firme en todo momento.
  2. Dale cinco palmadas en la espalda con la base de la palma de la mano libre entre los omóplatos.
  3. Cuando el objeto no es expulsado, debes voltear a tu bebé sobre la espalda; trazar una línea imaginaria entre los pezones y con 2 dedos aplicar 5 compresiones en el pecho.
  4. Intercala cinco palmadas en la espalda y cinco compresiones en el pecho hasta que el objeto sea expulsado y tu pequeño respire, tosa o llore.
Para los niños más grandes, deberás seguir los siguientes pasos: 
  1. Arrodíllate detrás del pequeño para estar a su altura; rodéalo con los brazos de modo que las manos queden en la parte delantera de su cuerpo.
  2. Cierra uno de tus puños, coloca el pulgar levemente por encima del ombligo y con la otra mano agarra el puño para realizar compresiones rápidas hacia arriba y hacia adentro del estómago.
  3. Continúa con las compresiones hasta que expulse el objeto y respire, llore o tosa.
Cuando tu hij@ no está respirando, puedes aplicar RCP durante dos minutos, siguiendo estos pasos:
  1. Pon al niño cuidadosamente boca arriba.
  2. Coloca la base de una mano en el esternón, justo debajo de los pezones, asegurándote de que la mano no esté en el extremo del esternón.
  3.  Mantén la otra mano en la frente del niño, sosteniendo la cabeza inclinada hacia atrás.
  4. Aplica presión hacia abajo en el pecho del niño.
  5. Realiza 30 compresiones rápidas, permitiendo cada vez que el pecho se levante completamente.
  6. Abre las vías respiratorias, levantando la barbilla con una mano; al mismo tiempo que inclinas la cabeza hacia atrás y empujas la frente hacia abajo con la otra mano.
  7. Posteriormente escucha si hay respiración, colocando el oído cerca de la nariz y boca.
  8. Si tu pequeñ@ aún no respira, dale respiración artificial cubriendo firmemente con la mano su boca, cierra la nariz apretando con los dedos, mantén la barbilla levantada y la cabeza inclinada. Sopla aire cada segundo hasta hacer que el pecho se levante.
Recuerda que es importante tomar un curso de primeros auxilios para poner en prácticas estas técnicas.

Heridas y hemorragias

Si tu niñ@ se cayó y  presenta una hemorragia, presiona la herida con una venda o torniquete para detenerla, manteniendo limpia la herida y recuerda no usar algodón o micropore directamente en las heridas o quemaduras.

Otras recomendaciones
 

  • Si se cayó y está inmóvil en el piso, no lo muevas, puedes empeorar alguna fractura o provocarle una lesión permanente.

  • Llama al servicio de emergencias inmediatamente para que puedan movilizarlo en camilla.

 

Comparte en

 

¿Qué opinas de esta información?

 

COMPARTE TU OPINIÓN CON CLUB HUGGIES®

 

REGÍSTRATE

Únete a Club Huggies® y obtén las mejores promociones y tips antes que nadie. Ingresa a contenido y aplicaciones exclusivas.



o
Con tu correo electrónico
VIDEOS CLUB HUGGIES®

HUGGIES® RESUELVE TUS DUDAS


No te pierdas nuestros videos con los mejores consejos y respuestas de expertos.

VER MÁS VIDEOS

 

PROMOCIONES