Llámanos D.F. 55-57-40-00 o del Interior de la República Mexicana al 01-800-400-1300

Los sentimientos de tu bebé.

 

psicología, bebé, pequeño, seguridad, cuidado, desarrollo, libertad, sentimientos

 

Tal vez pensando en su bien o porque consideras que tu decisión es la más adecuada para tu hij@, tiendes a decirle: no te voy a dar el caramelo porque tú no lo quieres ahora, esperemos para comerlo después de la comida. O bien, cuando lo vestiste para ir a un cumpleaños, comienza a jugar y a correr, le dices: no juegues ahora, vas a sudar y te vas a ensuciar. No queremos ir sucios al cumpleaños, queremos ir bonitos.

Le pregunta es si realmente quería el caramelo o deseaba ir bonito y sin sudar al cumpleaños. Tu postura fue la correcta, lo que debes practicar es la forma en que limitas a tu hij@; debido a que si constantemente reprimes sus impulsos y decisiones, resientes su seguridad psicológica.

"El respeto por los sentimientos del niño forma parte del respeto por su integridad. Las emociones surgen espontáneamente y son parte integrante del yo privado de la persona" (Corkille,D. El niño feliz, 1985, p. 122).
 
Miremos estos dibujos que son buenos

Cuando decides que algunos dibujos animados son buenos y otros no; decides establecer un plan para ver los “buenos” en la TV y tiendes a exigirle que adapte sus sentimientos o genere el gusto por esta actividad que no eligió.
Y ocurre que "cuando dictamos los sentimientos que el niño debiera alentar, le pedimos, literalmente, que renuncie a la propiedad de sus experiencias personales internas. Y eso es algo que él no puede hacer, ya que carece del poder de manufacturar sus emociones; a lo sumo, podrá reprimir o fingir".

¿Debo dejar que haga lo que quiera?
Claro que no. El que no reprimas a tu hij@ no significa que lo dejes hacer lo que quiera. "Existe una enorme diferencia entre detener un acto y dar órdenes a las emociones. La conducta necesita a menudo que se la limite. Nosotros hablamos de la libertad de sentir y no de la libertad de actuar".

Entonces ¿qué hago?
 Se considera positivo que hagas o digas ante las situaciones ya planteadas lo siguiente:
  • Con el caramelo: no vas a comer el caramelo ahora porque ya es hora de la comida, yo sé que tú lo quieres comer pero mejor lo dejamos para el postre. ¿Comemos ya?
  • El juego: Mira, ahora no vas a correr porque vas a sudar o ensuciarte y ya te vestiste para ir al cumpleaños. Tienes ganas de correr pero, espérate. Cuando llegues al cumpleaños podrás jugar y correr todo lo que deseas solo o con tus amiguitos.
En los ejemplos, reconoces y respetas lo que tu hij@ desea hacer pero, limitas su libertad de acción sin privarlo de la propiedad de sus sentimientos.
"Para preservar la seguridad psicológica, se debe proteger el derecho a los sentimientos", así que anímate a practicarlo. Hablarle así a tu hij@, te permitirá respetar sus sentimientos, poniéndole también límites.
 
Corkille Briggs, Dorothy. El niño feliz. México, Editorial Gedisa, 1985, p. 122.

 

Comparte en

 

¿Qué opinas de esta información?

 

COMPARTE TU OPINIÓN CON CLUB HUGGIES®

 

REGÍSTRATE

Únete a Club Huggies® y obtén las mejores promociones y tips antes que nadie. Ingresa a contenido y aplicaciones exclusivas.



o
Con tu correo electrónico
VIDEOS CLUB HUGGIES®

HUGGIES® RESUELVE TUS DUDAS


No te pierdas nuestros videos con los mejores consejos y respuestas de expertos.

VER MÁS VIDEOS

 

PROMOCIONES