Llámanos D.F. 55-57-40-00 o del Interior de la República Mexicana al 01-800-400-1300

Llegó la hora de dejar el pañal.

 

 

Uno de los grandes retos a los que se enfrentan los niños es a dejar el pañal. Es algunos casos esta transición es sencilla, pero en la mayoría de las ocasiones requiere de todo un proceso y de mucha paciencia. Aunque hay ciertas pautas que te pueden indicar que tu pequeño está preparado para dar el gran paso. Si tu niño aún no muestra señales, lo mejor es esperar a que llegue su momento y evitar las presiones. Descubre cómo saber que ha llegado el momento. 


Mayor entendimiento

Tu pequeño debe comprender palabras como “ahora” y “después”. Esto le ayudará a avisar cuando quiera hacer pipí o popó. 


Muestra incomodidad

Si cuando está mojado, le molesta el pañal, quiere quitárselo o te avisa para que lo cambies, tu niño va por buen camino. Esta es una de las señales más claras de que está preparado. 

 

Está de acuerdo

Una buena manera de saber si el niño está listo para el cambio, es preguntándoselo. “Cuestiónalo sobre si quiere que le quites el pañal y hacer pipí o popó en el excusado”, comenta el psicólogo Luciano Montero. Si acepta, lo pueden intentar, en caso contrario, es conveniente esperar un poco más.


Tiene interés

Es posible que cuando papá o mamá vayan al baño, el pequeño los siga y quiera ver cómo se usa ese recipiente tan extraño para él. En ese momento explícale para qué es y cómo se usa.


¿Qué evitar?

Aunque muestre alguna o algunas de las señales antes mencionadas, debes tomar en cuenta que es posible que surjan accidentes y hasta retrocesos, por eso hay que ser amables, persuasivos y pacientes.


No a los regaños

Si se hace del baño precisamente cuando no trae pañal, evita llamarle la atención, tal vez aún no está listo y lo mejor será volver a los pañales y dejar para después el proceso. 


No a las presiones

Si tu pequeño ya está por cumplir los tres años y aún tiene fugas, sobre todo en la noche, no hay que exagerar. La solución es usar un pañal nocturno y no presionarlo para que deje de hacerlo. Muchos niños de cuatro años necesitan pañal por la noche. Si llega a los cinco años y no lo controla, entonces sí se puede tratar de un trastorno.

 

 

Comparte en

 

¿Qué opinas de esta información?

 

COMPARTE TU OPINIÓN CON CLUB HUGGIES®

 

REGÍSTRATE

Únete a Club Huggies® y obtén las mejores promociones y tips antes que nadie. Ingresa a contenido y aplicaciones exclusivas.



o
Con tu correo electrónico
VIDEOS CLUB HUGGIES®

HUGGIES® RESUELVE TUS DUDAS


No te pierdas nuestros videos con los mejores consejos y respuestas de expertos.

VER MÁS VIDEOS

 

PROMOCIONES