Llámanos D.F. 55-57-40-00 o del Interior de la República Mexicana al 01-800-400-1300

Risas sin parar.

 

risas, carcajadas, juegos, papá, mamá, familia, bebé, feliz

 

Tu pequeño ha cumplido su primer año de vida y se encuentra en pleno aprendizaje. Pero también descubre que hay cosas que tienen gracia y uno de los mejores momentos del día es cuando ríen juntos a carcajadas. Pon en práctica los siguientes juegos y ¡a divertirse!


¡Te atrapé!

Alejandro busca a su pequeña Susy por la casa, en cuanto la encuentra la levanta y la hace volar por los aires, a lo que la niña responde con un ataque de risa. Y es que el misterio y la anticipación, son la perfecta combinación para que los niños se diviertan.


¿Dónde está el bebé?

María apenas cubre su cara con un pañuelo, para después decir las palabras mágicas: “¿Dónde está el bebé?” Su pequeño hijo empieza a dar saltos de alegría y cuando mamá aparece detrás del pañuelo, el nene termina con una carcajada. Aunque los niños de esta edad ya saben lo que va a pasar, disfrutan de este juego.

 

Las cosquillas

Son un método infalible para hacer reír a un niño, así como las trompetillas en la barriga. Carlitos ya sabe que recibe una dosis diaria de cosquillas antes de que papá le ponga la pijama; ésta es la mejor manera de terminar el día y tener dulces sueños.

Pero esto no es todo, “tu pequeño también ha encontrado unos trucos para hacerte reír, lo que lo llena de orgullo y felicidad”, comenta la especialista Monserrat Reyes. Lo mejor de todo es que esas bromas van dirigidas exclusivamente para mamá y para papá, porque sólo ellos conocen la clave.


Complacer a mamá y papá

Aunque no te des cuenta, tu pequeño te observa y se interesa por todas las cosas que hacen papá y mamá. Mientras Leslie veía la televisión, Mateo se puso en medio y comenzó a hacer un extraño baile, lo que provocó la risa de mamá. Ahora, Mateo se asegura de tener público para soltarse a bailar. El pequeño disfruta al máximo el hacer reír a los demás.


Por imitación

Fabiola se para muy seria frente a la cama, en la cual hay un montón de ropa, ella toma una prenda, la observa y dice: “al bote”, tal como lo hace mamá con la ropa que está sucia. Ambas se ríen cuando se voltean a ver. Lo mismo sucede con Marcos, quien toma un cepillo simulando que se rasura la carita, igual que papá.

El humor es una actitud frente a la vida y es importante transmitírselos a los pequeños. Cuando te ríes con tus hijos, les enseñas a enfrentarse con éxito a las dificultades diarias. 

 

Comparte en

 

¿Qué opinas de esta información?

 

COMPARTE TU OPINIÓN CON CLUB HUGGIES®

 

REGÍSTRATE

Únete a Club Huggies® y obtén las mejores promociones y tips antes que nadie. Ingresa a contenido y aplicaciones exclusivas.



o
Con tu correo electrónico
VIDEOS CLUB HUGGIES®

HUGGIES® RESUELVE TUS DUDAS


No te pierdas nuestros videos con los mejores consejos y respuestas de expertos.

VER MÁS VIDEOS

 

PROMOCIONES