Llámanos D.F. 55-57-40-00 o del Interior de la República Mexicana al 01-800-400-1300

Olvídate del dolor.

 

emoción, parto, dolor, mamá, embarazo, experiencia

 

Las contracciones empezaron para Susana, señal de que era inminente la llegada de su bebé. Al principio sentía pequeños pellizcos, casi indoloros, pero con el paso del tiempo aumentaron cada vez más, hasta impedirle continuar con lo que estaba haciendo. Una vez en el hospital, Susana temía el momento en que otra contracción llegara, cada nueva contracción era más insoportable que la anterior. De acuerdo con los especialistas, asumir que el parto es doloroso es suficiente para que transcurra con dolor, tal como le sucedió a Susy.

Hay una razón que explica lo anterior. El miedo provoca que los músculos del útero se mantengan contraídos y ofrezcan resistencia al movimiento de los músculos que hacen descender al feto. Es algo así como una lucha interna. Por si fuera poco, el miedo activa el mecanismo de alerta, por lo que el útero recibe menos sangre, lo que lo hace trabajar en condiciones más difíciles; el cuerpo también segrega adrenalina cuando tiene miedo, por lo que se reduce el efecto de la oxitocina, hormona que facilita el nacimiento. Todo esto en conjunto, genera más dolor y más problemas.
 
 
Vence el temor

Lo más importante es la información, ésta es una de las mejores armas contra el miedo. Conoce a fondo todo el proceso del parto, no te quedes con dudas sobre lo que va a suceder. Es de gran ayuda hacer una visita al lugar donde darás a luz y conocer la manera de proceder de los profesionales. Pídele a tu médico que te explique cada paso de este proceso; sin duda, estar informada te dará más confianza y seguridad. Platicar con las amigas, tu mamá, compartirles tus inquietudes te servirá para darte cuenta que, en su momento ellas también las tuvieron, pero aún así salieron victoriosas. La pareja también juega un papel muy importante, así que involúcralo y hazle saber la causa de tus miedos.

El miedo aparece cuando no sabemos a qué nos enfrentamos, pero cuando nos preparamos y sabemos qué hacer en cada etapa, nos tranquiliza, por lo que resulta más fácil dar a luz. De ahí que los siguientes partos sean con menos temor y más rápidos, salvo que la primera experiencia haya sido traumática. Los cursos psicoprofilácticos ayudan a que la futura mamá aprenda a controlar su cuerpo y a saber qué esperar en cada fase del parto.

Si te sientes nerviosa o alterada, es conveniente que pongas en práctica cualquier técnica de relajación: escuchar música, llenarse de pensamientos positivos, tomar un baño caliente, moverse libremente, hacer todo aquello que te permita pensar en otra cosa, olvidarte de las contracciones y alejar el dolor de la mente. No permitas que el miedo aumente el dolor. Cada mujer sabe cómo dar a luz de manera inconsciente, porque su cuerpo está preparado para ello. Olvídate de las historias que te han contado y confía en ti misma. 
 

 

Comparte en

 

¿Qué opinas de esta información?

 

COMPARTE TU OPINIÓN CON CLUB HUGGIES®

 

REGÍSTRATE

Únete a Club Huggies® y obtén las mejores promociones y tips antes que nadie. Ingresa a contenido y aplicaciones exclusivas.



o
Con tu correo electrónico
VIDEOS CLUB HUGGIES®

HUGGIES® RESUELVE TUS DUDAS


No te pierdas nuestros videos con los mejores consejos y respuestas de expertos.

VER MÁS VIDEOS

 

PROMOCIONES