Llámanos D.F. 55-57-40-00 o del Interior de la República Mexicana al 01-800-400-1300

Estoy embarazada y tengo un perro ¿Existe algún riesgo?

 

embarazo, mamá, cuidados, mascota

 

 
Estás planeando tener un hijo, un momento único. Pero te preguntas, como la mayor parte de las mujeres, qué riesgos puede representar tu perro en esta nueva fase de tu vida, o  bien, si te conviene recibir ese perrito que quieres adoptar
 
En general los médicos recomiendan que un perro llegue a casa después de que tu bebé haya nacido, de ese modo la mascota crecerá con tu bebé y con el tiempo será su fiel y guardián compañero.
 
Toma en cuenta que la relación de tu bebé con tu mascota dependerá de que se trate de una raza dócil y amable con los niños.
 
En caso de que tu perro haya llegado antes que tu futuro pequeño, entonces deberías enseñarle algunas costumbres nuevas, en particular si tu mascota está acostumbrada a saltar sobre todo, ya que estando recostada o sentada en una silla podría apoyar con fuerza las patas sobre tu panza. Para evitar sustos sería mejor que lo re-entrenes.
 
Antes de que tu bebé llegue a casa, es importante que tomes ciertas consideraciones ya que los más pequeños del hogar exploran el mundo de un lado a otro y no saben distinguir entre lo que está bien  y lo que está mal. Incluso pueden llegar a jugar con las mascotas como si fueran muñecos, lo que puede hacer que tu perro reaccione de maneras inesperadas e incluso violentas.
 
Para asegurarte de que tu hijo crezca en forma armoniosa con tu mascota te brindamos algunas claves:
 
Haz un listado de los hábitos de tu perro que podrían ser peligrosos para tu bebé. De ese modo identificarás en qué aspectos hay que re-entrenarlo y re-orientarlo.
Tu perro debe acostumbrarse, con tiempo, a la presencia de otra persona en la casa, para eso coloca un muñeco sobre la mesa o sentado en una de las sillas que está alrededor de la mesa.
Repite esta dinámica durante unos meses para evitar problemas una vez que llegue tu bebé.
Tu perro debería aprender que hay juguetes que no le pertenecen, de lo contrario mordisqueará cada patito de plástico, balón o sonaja de tela que encuentre a su paso.
Siempre es recomendable mantener una charla con el veterinario, antes de que nazca tu pequeño.
Ten en cuenta la opinión de tu ginecólogo, él te dirá si no existe inconveniente alguno en que conserves a tu perro, de acuerdo al status de tu embarazo.
 
 
Información avalada por la Asociación Nacional de Instructoras de Psicoprofiláxis Perinatal, A.C.
 

 

Comparte en

 

¿Qué opinas de esta información?

 

COMPARTE TU OPINIÓN CON CLUB HUGGIES®

 

REGÍSTRATE

Únete a Club Huggies® y obtén las mejores promociones y tips antes que nadie. Ingresa a contenido y aplicaciones exclusivas.



o
Con tu correo electrónico
VIDEOS CLUB HUGGIES®

HUGGIES® RESUELVE TUS DUDAS


No te pierdas nuestros videos con los mejores consejos y respuestas de expertos.

VER MÁS VIDEOS

 

PROMOCIONES