Llámanos D.F. 55-57-40-00 o del Interior de la República Mexicana al 01-800-400-1300

Conoce todo sobre la epidural.

 

anestesia, parto, embarazo, mamá, bebé

 

¿Cómo se administra?

Se limpia la zona (la parte baja de la columna) y se anestesia. Después, “el anestesista introduce una aguja hueca entre dos vértebras lumbares, que puede ser entre la segunda y la tercera o entre la tercera y la cuarta. Dentro de la aguja inserta un catéter por el que se inyecta la epidural en dosis o de forma continua”, comenta el Dr. Luis Muñoz.
Se administra cuando las contracciones son rítmicas y regulares y hay tres o cuatro centímetros de dilatación, aunque se puede aplicar antes o después. Pero hay casos donde no se recomienda su aplicación, como cuando la mujer tiene problemas de coagulación, insuficiencia cardiaca, alteraciones cerebrales y cuando hay una infección general o local en la zona de la punción.  Si tiene una hernia discal o lumbar, se podrá aplicar o no dependiendo de dónde la tenga.

Los pros

Esta técnica no afecta al bebé. La epidural tarda más en llegar a la placenta que otros anestésicos o analgésicos aplicados por vía intravenosa, lo que protege al bebé de posibles complicaciones como la baja frecuencia cardiaca. Además, la mamá se encuentra más relajada, respira mejor y el aporte de oxígeno al pequeño es mayor. 

Contras

En ocasiones puede demorar el parto, aunque cabe destacar, que depende de cada paciente. En ocasiones esta anestesia hace que a la madre le resulte más difícil pujar, aunque también puede acelerar la dilatación, gracias a que la madre está más relajada. La epidural no aumenta el riesgo de cesárea, pero sí hay evidencias que la relacionan con un mayor uso de fórceps o ventosas, pero en menor proporción.

Efectos secundarios

El organismo tarda en eliminar esta anestesia en alrededor de dos horas, aunque depende de la cantidad de fármaco que se haya aplicado a la paciente. Puede ocasionar durante el parto un descenso de la presión arterial, por lo que conviene estar en ayunas para evitar las náuseas y vómitos. Después del parto, se pueden presentar dolores de cabeza, por lo que se recomienda beber mucha agua y descanso el mayor tiempo posible. También puede haber dolor en la zona de punción, debido a que la aguja atraviesa varias capas del músculo. Pero para estas molestias, el médico recetará algún medicamento, dependiendo de cada paciente. 

 

Comparte en

 

¿Qué opinas de esta información?

 

COMPARTE TU OPINIÓN CON CLUB HUGGIES®

 

REGÍSTRATE

Únete a Club Huggies® y obtén las mejores promociones y tips antes que nadie. Ingresa a contenido y aplicaciones exclusivas.



o
Con tu correo electrónico
VIDEOS CLUB HUGGIES®

HUGGIES® RESUELVE TUS DUDAS


No te pierdas nuestros videos con los mejores consejos y respuestas de expertos.

VER MÁS VIDEOS

 

PROMOCIONES